RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
20 de Octubre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Chalk Paint

Cubre-contador decorado con grafiti

Guía paso a paso
29 de Abril de 2015

¿Estás harto de ver el cuadro de la luz con todas las palanquitas al aire? ¿O de cubrirlo con la clásica (y horrorosa) tapa de plástico? Con este cubre-contador estilo Banksy entrarás de lleno en la era del urban-art. La técnica de las transferencias con calor te permite crear cuadros tan chulos como este, bien para cubrir el contador, bien para decorar cualquier rincón. Pero además, tienes la posibilidad de emplearla también para transferir motivos a papel, madera sin pintar, tela (eso sí, no se puede lavar)... El efecto difuminado tipo grafiti que se consigue es ideal para nuestro proyecto. 

Materiales necesarios

Herramientas

En la foto sobre estas líneas puedes ver los materiales que necesitarás. La fotocopia la hemos imprimido en casa y la hemos llevado a fotocopiar a una tienda: ha de hacerse con una impresora de tóner o láser, nunca con una de cartuchos de tinta. Recuerda que quedará impresa al revés, de forma simétrica; si vas a reproducir letras, antes de imprimirla voltea  a la imagen en el ordenador con un editor de imágenes.

Las herramientas elegidas (sierra de vaivén con hoja de dientes finos y lijadora con lija de grano medio) son de BLACK+DECKER y acaban de salir al mercado. La sierra de vaivén KS801SEC con AUTOSELECT permite seleccionar el material a serrar para obtener un resultado perfecto: nos ha encantado la velocidad pausada que lleva el corte, perfecto para no equivocarse. También está muy bien el ajuste de la hoja, facilísimo. En cuanto a la lijadora DUO SAND 270W, su sistema de acumulación de polvo evita respirar serrín y manchar el taller.

<

1. Dibuja el contorno del cubrecontador en el tablero con la escuadra y el rotulador o lápiz. Fíjalo a la mesa con los sargentos y sierra con hoja de dientes finos (metal); son las mejores para contrachapado.

<

2. Del tablero, además del frontal que irá decorado tendrás que serrar una tira para la parte superior y dos para los laterales. Si no aportan suficiente grosor, añade otras tres piezas como estas.

<

3. Utiliza la lijadora para eliminar cualquier marca, quemadura, raya o pintura de la tabla. Si el tablero es nuevo no será necesario, pero sí tendrás que lijar los bordes que hayas cortado para afinarlos.

<

4. Mezcla la Chalk Paint Pure White con un chorrito de agua para hacer una veladura blanca. Aplícala por la parte delantera de la tabla,  en el sentido de la veta, y retira el exceso con el trapo.

<

5. 4. Pega cinta de doble cara en el borde superior y los laterales de la trasera del tablero. Despega el papel y fija las piezas cortadas en el paso 2. Si necesitas más grosor, pega tres piezas más.

<

6. Pega cinta de carrocero por el borde delantero, creando un fino marco. Aplica Chalk Paint Graphite con un pincel duro, poco mojado en la pintura y a golpecitos para crear un efecto spray.

<

7. Coloca la fotocopia sobre el tablero, con la cara impresa hacia abajo. Sujétala con cinta de carrocero para que no se mueva. Calienta el pirograbador con el accesorio para transferencias durante 5 minutos.

<

8. Pasa el pirograbador en sentido vertical sobre la fotocopia, haciendo círculos y levantando constantemente la fotocopia para que no se pegue. Antes, haz pruebas sobre otra tabla.

Retira la cinta de carrocero y la fotocopia... ¡Y listo! Para obtener un motivo más o menos marcado, insiste con el pirograbador sobre la imagen. Ten paciencia: se necesita un buen rato para imprimir motivos con mucha tinta. Las letras y las cenefas se hacen más rápido. Termina tu obra aplicando al día siguiente Annie Sloan Soft Wax (Clear), y colgándola sobre el cubre-contador con los colgadores para cuadros Command que encontrarás en Leroy Merlin.