RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
13 de Diciembre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Chalk Paint

Revistero industrial con una caja de fruta

Guía paso a paso
10 de Junio de 2015

Las cajas de fruta que suelen aparecer abandonadas cerca de mercados y tiendas son un auténtico tesoro para el reciclador de pro. Es cierto que son bastante endebles... ¡Pero se pueden reforzar! Nosotros hemos rescatado una de naranjas para convertirla en un precioso revistero de estilo industrial. Las claves: Annie Sloan Chalk Paint, perfiles de aluminio en L, ruedas de metacrilato transparente, un tablero de contrachapado y una plantilla de estarcir. Estos últimos materiales los encontrarás en las tiendas Leroy Merlin.

Materiales necesarios

<

1.. Empezamos quitando las etiquetas y las grapas innecesarias a la caja. El fondo es muy endeble, así que lo reforzamos con unos tableros de contrachapados recuperados del taller. Las esquinas hay que cortarlas para poder encajarlos en el fondo.

<

2. Para crear un contraste interesante con el resto de la caja, pintamos los tableros con una mezcla de dos colores de Chalk Paint: Provence y Pure White. Pegamos los tableros al fondo con Sikaflex Crystal Clear, aplicado con la pistola de silicona.

<

3. Para pintar la caja, elegimos uno de nuestros tonos favoritos de la gama de Annie Sloan Chalk Paint: el verde Olive. Aplicamos dos manos por el interior y el exterior, dejando secar entre ambas y cubriendo bien.

<

4. Seguimos reforzando la estructura, en este caso con perfil de aluminio. Cortamos cuatro trozos a la medida para las esquinas, empleando la sierra de vaiven y una hoja para metal. Antes, seleccionamos el material en el selector de la herramienta.

<

5. Para pegar los perfiles a las esquinas, de nuevo recurrimos a nuestro "indispensable": Sikaflex Crystal Clear. Sujetamos los perfiles con el tensor de cinta, para que se peguen todos a la vez. ¡Una herramienta de lo más práctica!

<

6. Nuestro revistero cobra toda su entidad con las ruedas de metacrilato, que lo elevan y le dan movimiento. Dos de ellas tienen freno. Las atornillamos a la base con el atornillador Gyro Driver y una punta de estrella.

<

7. ¡Hora de estarcir! Hemos hecho una plantilla con una radiografía (se limpian con lejía), el rotulador permanente y un cúter afilado. También puedes usar una comprada. Aplicamos la Chalk Paint Pure White con un rodillo corto, en muy poca cantidad.

<

8. La plantilla se sujeta con cinta de carrocero. Coge pintura con el rodillo y pásalo repetidamente por la bandeja, para que esté poco manchado. Es mejor dar poca pintura, presionando bien, para lograr un efecto "spray".

Nada más terminar de aplicar la pintura, ya puedes retirar la plantilla con cuidado. Nosotros hemos reproducido la misma plantilla en ambos lados de la caja, pero las posibilidades son infinitas. ¡Nadie diría que este precioso revistero era antes una frágil y endeble caja de naranjas! Si apuestas por el reciclaje, podrás crear proyectos así de bonitos por muy poco dinero. Personales y originales como pocos...

Foto apertura: Papel pintado Hide and Seek de Bebe. www.in-spaces.com.