RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
13 de Diciembre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Chalk Paint

Decora una caja de madera con chalk paint

Guía paso a paso
21 de Octubre de 2015

¿A quién no le viene bien una caja de madera? Y, sobre todo, si es tan bonita como esta. Hoy te enseñamos a transformar una simple caja en un contenedor para guardar de todo.

Materiales necesarios

  • Caja de madera sin tratar
  • Pintura chalk paint de color blanco
  • Pintura chalk paint de color azul
  • Pintura de pizarra de color negro - Bruguer Acrylic Pizarras
  • Cinta de carrocero
  • 4 pomos de madera
  • 4 tornillos
  • Cera incolora para madera

Herramientas

  • Taladro
  • Broca para madera
  • Destornillador
  • Brocha
  • Trapo de algodón

Ovillos de lana, los materiales de costura, las pinturas para tus proyectos DIY… En estas cajas de madera puedes guardar de todo. Y con mucho estilo… ¡eso que no falte!

Solo necesitas un poco de pintura (mejor si es chalk paint) y una buena idea para convertir una caja de madera corriente y moliente en un objeto decorativo y práctico.

Ya te contamos que Recycrafts estuvo impartiendo un taller en el DecoEspacio de Leroy Merlin en el que enseñamos a todos los asistentes la técnica para pintar y decorar cajas de madera.

Hoy te mostramos cómo puedes hacerlo tú mismo paso a paso.

No necesitas demasiadas cosas para transformar tu caja de madera. Un poco de pintura del color adecuado bastará. Nosotros hemos utilizado la chalk paint de Rust Oleum (la encuentras en Leroy Merlin).

<

1. Empieza por hacer cuatro agujeros en la parte inferior de la caja (uno en cada esquina) para después poder atornillar los pomos que harán de patas. Limpia el polvo que se produzca al taladrar.

<

2. A continuación comienza a pintar la caja por el interior. Antes de empezar, tapa con cinta de pintor el exterior de la caja y los huecos de las asas para que no se manchen. Pinta el interior con la brocha y la pintura de color azul. Deja secar y aplica otra capa.

<

3. Ahora pon cinta de pintor en el borde interior de la caja para que no se manche la parte que has pintado de azul. Pinta el exterior con la pintura blanca. En función del resultado que quieras obtener, tendrás que aplicar una o dos capas: una para dejar que se vea la veta de la madera, o dos para un efecto más cubriente.

<

4. Cuando la pintura se haya secado totalmente, atornilla los pomos de madera a la caja para hacer las patitas.

<

5. Ahora vamos a hacer un cartel en la caja con pintura de pizarra de color negro, para que puedas escribir lo que quieras con tiza. Delimita la zona con cinta de pintor para no manchar el resto.

<

6. Aplica una primera capa de pintura de pizarra. Hemos utilizado esmalte Bruguer Acrylic Pizarras, perfecto para el proyecto. Deja secar y da una segunda mano. Retira la cinta. Ahora ya solo tienes que aplicar una capa de cera incolora a la caja, excepto en la parte que está pintada con pintura de pizarra. Frota con un trapo de algodón.

Lo bueno que tiene la pintura de pizarra es que es acrílica, por lo que la brocha se limpia con agua. A nosotros nos ha gustado el color negro, pero también la tienes en verde o azul.

 Las posibilidades a la hora de decorar la caja son infinitas. Puedes elegir otros colores, dejar el exterior de color madera y pintar el interior, o utilizar la técnica de las reservas para hacer dibujos geométricos. Fíjate en esta otra versión en rosa. Chula, ¿eh?