RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
18 de Noviembre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Chalk Paint

Reciclar una banqueta y tapizarla

Reportaje
1 de Febrero de 2016

Reciclar una banqueta es un trabajo fácil y agradecido. La de nuestro ejemplo tenía un asiento de polipiel del año de la polka, que se ha renovado con un tapizado muy moderno y, además se ha pintado en negro: una idea que hemos recogido del blog Girl in the garage.

 

El antes y el después

Así era el banco antes de su transformación. La estructura estaba en perfecto estado y presentaba gran solidez., pero el aspecto envejecido "pedía a gritos" una nueva capa de pintura y la flamante tela con que se ha tapizado. Reciclar una banqueta era cuestión de "coser y cantar".

 

 

 

 

 

El primer paso para reciclar una banqueta y tapizarla es desmontar el asiento y reforzar el hueco entre las patas con tablillas de madera para que gane en solidez y resistencia. Las tablillas se atornillan a los travesaños superiores e inferiores, para cubrir los dos laterales más estrechos.

  

LLega el momento de dar el acabado: ten en cuanta a la hora de elegir el color que coordine con la tela elegida para el asiento. Si vas a colocar el banco en un espacio al aire libre, opta por una pintura para exteriores.

Se pinta con pintura negra, así el aspecto será mucho más moderno. Se ha usado chalk paint, una pintura muy cubriente que no necesita imprimación previa y que se puede dar sobre la pintura original, sin lijar antes.  Puedes pintar la banqueta con brocha o hacerlo con pintura en aerosol, muy más cómoda de usar cuando el mueble presenta recovecos, ya que la pintura llegar¡ a cualquier zona. 

El asiento se tapiza con tela de saco con motivos en negro, coordinando con la pintura del banco. Puedes elegir entre infinidad de estampados, pero los que llevan letras con distintas tipografías quedan muy modernos y además están de moda. No hace falta meter ningún relleno, ya que el asiento se conserva mullido, pero en caso de que no sea así, será preciso colocar entre la tela y la base una plancha de gomaespuma de mayor o menor grosor. 

 



Se grapa al asiento y así el trabajo es mucho más rápido.  Como se ve en la imagen, se ha empleado una grapadora manual, muy sencilla de utilizar. 

En el último paso del proceso solo será necesario volver a montar con tornillos o con espigas de madera la parte superior al bastidor de la banqueta. El mueble parece otro después de este cambio de imagen.

 

 

Reciclar una banqueta antigua para convertirla en un elegante banco de exterior o interior se puede hacer en poco menos de una tarde, y está al alcance de cualquier aficionado: ¡éste es el mejor ejemplo!

Más ideas para confeccionar o reciclar asientos: Pétula PlasPuff de punto azul.