RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
20 de Octubre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Jardín

Hacer conexiones eléctricas en el jardín

Reportaje
4 de Mayo de 2015

Aunque en algunas regiones la lluvia está acompañándonos esta primavera, los jardines están ya preparándose para recibir las veladas, comidas y jornadas de tranquilidad al aire libre. Para disfrutar todo el tiempo posible de nuestro jardín, conviene instalar lámparas y enchufes exteriores: Sikaflex Crystal Clear nos ayuda a hacerlo con seguridad.

Un jardín bien iluminado no solo es práctico: también es bonito y agradable. No olvidemos que la iluminación es un aspecto fundamental de la decoración y esto rige también para los espacios exteriores. Instalar un cableado correcto que nos permita contar con varios puntos de luz en el jardín es una tarea que requiere algo de experiencia, habilidad y conocimiento del material y las instalaciones eléctricas de exterior. Sin embargo, los bricolajeros más avezados pueden hacerlo si cuentan con el equipo necesario.

Material de primera calidad

A la hora de hacer las conexiones en cajas estancas, en primer lugar tendremos cuidado de adquirir material homologado y de calidad. Todos los accesorios y materiales que compremos deben tener un grado de protección correspondiente al indicado en el código IP54, que corresponde al material que ofrece una protección eficaz contra proyección directa de agua (en cualquier sentido) y contra el polvo. Encontraremos estos materiales en centros de bricolaje como Leroy Merlin o en tiendas de material eléctrico de calidad. Os recomendamos que no os dejéis tentar por los precios baratos que ofrecen los bazares; en estos casos, la seguridad exige tener muy en cuenta la procedencia y la homologación del material.

¿Qué necesitamos?

Los cables que instalemos bajo tierra deben ir obligatoriamente protegidos por una manguera o tubo protector aislante de PVC. Debe ser liso y de color negro, nunca corrugado y naranja o blanco. El tubo protege a los cables, que deben ser tres (fase, neutro y tierra) y de dos secciones diferentes dependiendo de la potencia del circuito a instalar: 1,5 mm2 para 2.200 W y 2,5 mm2 para 3.600 W. El circuito debe contar también con un interruptor magneto-térmico propio o ya existente, de 10 A para 2.200 W y de 15 A para 3.600 W. Si los cables van por el terreno, como es nuestro caso, los tendremos que colocar a unos 46 cm de profundidad y señalar el circuito con una red o malla de plástico naranja, enterrada sobre el tubo.

Estanqueidad con Sikaflex Crystal Clear

Y ahora, a por las conexiones. Se realizan siempre dentro de cajas estancas homologadas, de la máxima calidad. Una vez conectados los cables en su interior, procederemos a llenar la caja con un producto de silicona que garantice que los cables no van a estar en contacto con el agua. En este caso hemos elegido Sikaflex Crystal Clear de Sika, un producto fácil de manejar y 100% transparente que garantiza una estanqueidad total. Aplicarlo es sencillo: colocamos la caja en su lugar, conectamos los cables y rellenamos el hueco con Sikaflex Crystal Clear. Cerramos la caja y esperamos a que el producto fragüe antes de cerrar definitivamente la zanja. Al día siguiente, abrimos la caja para comprobar que ha fragüado y terminamos la instalación.

Foto apertura: Lámpara Lumetto de Jothia.