RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
20 de Octubre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Jardín

Contenedor para compost con madera reciclada

Reportaje
30 de Mayo de 2015

Preparar compost para el jardín es estupendo para reciclar residuos orgánicos y restos de poda. Pero los contenedores que se venden en las tiendas no suelen ser muy bonitos, y cuando lo son, salen caros. Como en RecyCrafts apostamos por el reciclaje creativo, vamos a aprovechar tablas de palet para hacer nuestro propio contenedor rústico, práctico y elegante. ¡Te lo pasarás genial construyéndolo!

Para construir el contenedor, busca uno o dos palets de obra y desmóntalos, aprovechando las tablas que estén en mejor estado. Comprueba que están rectas: no te preocupes por el aspecto envejecido, porque resulta muy estético. Aunque si te apetece que las maderas estén más limpias, líjalas a fondo en el sentido de la veta y límpialas con un producto decolorador de madera. También necesitarás sargentos o gatos, tornillos y clavos inoxidables, rejilla metálica para exterior y una grapadora de pistola. En cuanto a las herramientas, en este trabajo se han empleado las siguientes de la marca Dremel: sierra SM20, disco de carburo SM500 para madera y plástico, multiherramienta 4200, guarda de seguridad para A550 para multiherramienta y juego de corte EZ 406.

1. Cuando tengas todas las tablas limpias y lijadas, utiliza la sierra SM20 con el disco SM500 para cortar 8 piezas de 100 cm de longitud. Lija los cortes y retira las astillas.

2. Sujeta las piezas de dos en dos en ángulo recto, formando Ls. Utiliza unos sargentos para mantenerlas sujetas mientras trabajas. A continuación, taladra la madera perforando agujeros guía en ambas piezas (4 repartidos a intervalos regulares), Une las piezas introduciendo  tornillos inoxidables en los agujeros guía.

 

3. Corta 20 tablas a escuadra de 70 cm de longitud. Pide ayuda para que te sujeten en vertical dos de las piezas de las esquinas, y atornilla las tablas de 70 cm por el interior, como puedes ver en esta fotografía. Para facilitar el trabajo, antes practica agujeros guía en los extremos de las tablas. Colócalas bien espaciadas para obtener un resultado elegante.

Monta tres de los laterales del contenedor, atornillando tablas por el interior como en la fotografía. Cuando tengas ya los tres laterales montados, en el último que queda abierto atornilla solo las dos tablas horizontales inferiores de la cara frontal. Así podrás trabajar con comodidad y colocar el fondo del contenedor, antes de cerrar por completo todas las caras.

 

4. En el fondo del contenedor hay que fijar unos listones de soporte a ambos lados para poder apoyar las tablas de la base. Córtalos como en la foto de la izquierda, midiendo bien la longitud. Atorníllalos de canto a los laterales y apoya las tablas del fondo (cortadas a la medida) sobre ellos (foto central).

Termina clavando las tablas a los listones de soporte con clavos galvanizados (foto derecha). También las puedes atornillar con tornillos inoxidables, pero los clavos deberían ser suficiente para fijarlas.

 

5. Desenrolla la rejilla metálica por el interior del contenedor y mide la cantidad que necesitarás. Coloca la guarda de seguridad y el juego de corte en la multiherramienta y corta la rejilla a la medida (foto izquierda).

Con una grapadora de pistola, ve fijando la rejilla por el interior de las tablas (foto derecha). Coloca suficientes grapas como para que el material quede bien tensado y sujeto, sin que se doble o se desprenda por ningún lado. La rejilla evitará que los residuos más pequeños se salgan por entre las tablas de los laterales.

6. Vamos a construir la tapa abatible. Para ello, mide la parte superior del contenedor y calcula el tamaño de las dos hoja abatible. Cada una de ellas está formada por 4 tablas unidas entre sí por listones de madera (foto derecha). Taladra agujeros guía y atornilla los listones a las tablas, dejando una pequeña separación de 50 mm entre ellas. Procura que queden alineadas y lija los cantos para un resultado perfecto.

Las tapas irán unidas con bisagras a un listón situado en el centro de la parte superior del contenedor.

7. Para terminar, solo queda fijar las tablas al listón central con las bisagras inoxidables (foto izquierda) y atornillar el listón al centro de la parte superior del contenedor (foto derecha). Si quieres que tu contenedor de compost se mantenga en buen estado durante muchos años, puedes aplicar dos manos de un lasur (incoloro o con un tono que te guste) para exterior, que protegerá la madera sin dejar película exterior.

Un acabado rústico y resistente para un proyecto DIY práctico, ecológico y decorativo. ¡Perfecto!