RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
17 de Junio de 2024 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Noticias

Cómo diseñar cabeceros originales. ¡Un plus de estilo con tu toque!

Reportaje
6 de Marzo de 2023

La decoración de nuestros dormitorios no siempre convence. No conseguimos que estén al cien por cien debido a elementos tan importantes como la cama y todo lo que la rodea. Sabemos que les falta algo, ese toque personal que realmente marca la diferencia y nos hace decir: “ahora sí”. ¿Qué tal empezar por unos cabeceros originales que subirán con creces su estilo y tendrán el encanto de estar hechos por nosotros? ¡Mirad estas ideas DIY!

Papeles pintados inspiradores, encuadres hechos con pintura, alfombras de fibras naturales, tapicerías muy potentes, palillería de madera… Otras de las ventajas de crear cabeceros originales, que se salen por completo de los diseños de siempre, es que nos permiten explorar con materiales inusuales. Comprobar que pueden funcionar perfectamente para dar vida a estos elementos porque además de bonitos resultan prácticos y duraderos. Con estas propuestas, desde luego vuestros dormitorios serán la joya de la corona. ¡Empezamos!

Para locos de las alfombras de fibras naturales

Esta idea puede ser la favorita si os encanta la decoración natural y es justo la estética que queréis para vuestros dormitorios. Las alfombras de fibras vegetales y, en concreto las que están hechas en yute trenzado, son perfectas para realizar cabeceros originales, alternativos, y por supuesto, muy Do It Yourself. El modo de colocarlas en la pared, siempre de forma segura, también puede variar: es posible fijarlos con pegamentos especiales y resistentes para que el conjunto de la cama quede informal, nada estructurado o bien colgarlos de una barra, sobre todo cuando la alfombra es cuadrada o rectangular.

Sin duda, serán cabeceros de los más originales, los dormitorios ganarán en personalidad, calidez y en riqueza de texturas. Pero no solo eso; también es posible jugar con las formas de estos textiles para conseguir efectos ópticos o acentuar sensaciones que nos apetece provocar. Si os viene bien que el techo de la habitación parezca más alto, probad a poner una alfombra rectangular en sentido vertical. O apostar por diseños circulares para no recargar nada la decoración. ¡Funcionan!

Un material de siempre pero en otra onda

A la hora de buscar cabeceros originales, también podemos pensar en materiales nobles que llevan toda la vida en la decoración. Siempre y cuando su lenguaje estético sea otro bien distinto que marque la diferencia. Por eso, si sois unos enamorados de la madera, nada de renunciar de sus cualidades innatas, belleza natural y calidez a raudales. Quizá os apetezca montar una pieza con tablones sin tratar para hacer una estructura sencilla que tenga un cierto encanto rural y a la vez contemporáneo.

Elegir tableros de madera con vetas muy marcadas será suficiente para obtener un resultado estético así. Este se puede acentuar si hacemos un diseño de cabecero con los bordes irregulares en lugar de rectos. Quedará mucho más auténtico y vistoso, sobre todo si la cama es grande. Un trabajo DIY muy chulo para amantes del bricolaje doméstico que además puede completarse con dos mesillas nada complicadas mediante dos tableros cortos de la misma madera y suspendidos del cabecero. Precioso, ¿no?

Tapizados sí, aunque cero clásicos

Una tela con un estampado impresionante puede ser lo que pida nuestro dormitorio para obtener ese plus de estilo que vamos buscando. Esta opción, por si no habíais caído, es fantástica para reutilizar cabeceros que realmente vale la pena aprovechar por diferentes razones, como por ejemplo que sea una pieza familiar llena de valor sentimental. Y ya sabemos, apostamos por el reciclaje en todas sus vertientes.

Con una tapicería 10 podéis lograr un diseño muy vuestro, capaz de cumplir todas las expectativas estéticas. ¿Dónde? Lo mejor es acudir a tiendas de telas con solera, quizá en vuestro barrio siga existiendo alguna. O bien optar por firmas líderes como Leroy Merlin donde es posible encontrar un oferta de calidad inmensa y con un rango de precios para todos los bolsillos (importantísimo). Telas para tapizar de diferentes tejidos y en numerosos estilos… Si en un momento dado decidís que lo mejor es encargar este trabajo, tienen servicio de tapicería.

Pero si sois manitas y os apasiona el DIY, seguro que os atrevéis a realizar un cabecero original tapizado con tela de arriba abajo. Solo hay que empezar por una idea sencilla, evitar detalles que pueden complicar el trabajo y hacernos tirar la toalla. Como es lógico, es necesario conocer la técnica básica de tapicería, los pasos a seguir, y contar con un kit de herramientas apropiadas. Un consejo: lo ideal es hacerlo entre dos porque suelen ser piezas pesadas y voluminosas que cuesta manejar.

¿Papel pintado o palillería? Difícil elección

Los papeles pintados cada vez son un recurso más habitual para sustituir al cabecero tradicional cuando el objetivo es enmarcar la cama buscando un golpe de efecto. Atreveros con estos revestimientos, son perfectos para crear murales bucólicos si apostáis por escenas de naturaleza, motivos vegetales, árboles silueteados, etc. Cuanto más desplegado quede sobre la pared, lo ideal es de lado a lado y hasta el suelo, más impactante quedará.

La técnica de empapelado no requiere ser un experto, pero sí seguir los pasos que aconsejan los profesionales, disponer de las herramientas necesarias y valorar qué base de papel queremos. Si se trata de un papel vinílico, mejor que mejor porque os facilitará su mantenimiento. Una vez elegido el modelo, es importante preparar la cola y calcular el número de rollos a usar (existen herramientas que ayudan a realizarlo). Lo mejor es iniciarse en esta tarea con un papel liso, será más fácil unir las tiras sin riesgos de que el acabado no quede bien, ya que no habrá dibujos que casar. ¡Atreveros!

Y qué me decís de la palillería en madera? Desde luego si se trata de presumir de cabeceros originales y la decoración en madera os pierde, creo que esta opción es la favorita. Con este revestimiento es fácil lograr que sea el material protagonista pero de una manera súper especial, elevando la categoría de la estancia. Su potencial decorativo es innegable y al existir muchos diseños y acabados es (casi) imposible no dar con la solución que os conquiste. Para que os hagáis una idea; la oferta incluye listones planos, de varillas redondas, distintos tipos de maderas (más claras o muy oscuras) y diversos acabados, desde naturales a pintados o lacados.

Nosotras ya hemos elegido. ¿Y vosotros?