RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
21 de Agosto de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Eco reciclaje

Cuando el reciclaje se convierte en Arte

Reportaje
16 de Julio de 2015

Si un viejo material en desuso (léase una tabla vieja, un trozo de hierro o un simple palo) es rescatado por un artista y convertido gracias a su talento en una escultura, se obra el milagro del reciclaje creativo. Eso es lo que ocurre con las piezas de Javier Lorenzo, capaz de elevar a la categoría de arte cualquier piedra, tronco o clavo oxidado que caiga en sus manos. Increíble.

Hace más o menos dos años, Javier Lorenzo decidió dar rienda suelta a su pasión por la escultura. O más bien a su afán reciclador. O, mejor aún, a ambas cosas ya que en su obra suelen ir unidas la mayoría de las veces.

Porque este escultor autodidacta sabe ver como nadie la autenticidad que encierran los materiales viejos y la aprovecha para dar una forma única a sus creaciones.

“ Casi siempre trabajo con materiales reciclados. Son parte de cosas que cuentan una historia, que hablan de los objetos que han sido a través de su desgaste, su pátina, su oxidación…”.

Y es precisamente este acto de convertir cosas en desuso en esculturas lo que él llama reciclaje creativo, y que está en la esencia de su forma de entender el arte.

 

El triunfo del mundo animal

Todo empezó cuando Javier Lorenzo, un diseñador artístico que se pasa la vida creando decorados para el cine y la televisión, decidió dedicar algo más de tiempo a otra de sus pasiones: la escultura. Así nació Arte Folk, una colección amplísima de piezas, casi todas con formas animales, que componen su obra, y que descubrimos en la pasada edición de Casa Decor 2015.

 

Ballenas y cachalotes de madera y alambre, pájaros que surcan el cielo hechos con cortezas de árboles y raíces secas, peces con brillantes escamas que antes eran chapas de botellas, animales que cobran vida a partir de piñas, alambre, tablas de madera desvencijadas, viejos clavos oxidados, arandelas… Todo vale.

 

Javier encuentra la materia prima para sus esculturas en plena naturaleza, en las montañas leonesas junto al valle de Laciana, donde suele pasar mucho tiempo.

 

 

 

 

“Intento guardar todo lo que creo que tiene un potencial artístico. Por mi profesión estoy muy acostumbrado a tener el ojo siempre bien abierto y a observar todo lo que está a mi alrededor. Me interesan todo tipo de objetos y cosas”.

Los elementos que le inspiran

A veces Javier ve una raíz retorcida en medio del monte y se imagina que puede convertirse en un pájaro. Otras su mente visualiza una ballena y se pasa los días buscando un buen material a partir del cual darle forma. Y así el escultor va completando su colección personal y artística bajo el sello de Arte Folk.

 

 

“Arte Folk es la traducción al castellano de folk art, un movimiento que surgió de la mano de artesanos y artistas autodidactas, muchas veces campesinos o marineros, que creaban obras de arte popular inspiradas en la naturaleza y en los animales, y que recrean muchas veces motivos de caza o pesca”, nos cuenta Javier.

 

 

 

Darse una vuelta por su web  es asistir a un espectáculo muy animal de pasión recicladora y talento creativo. Házlo y verás.