RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
13 de Diciembre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Eco reciclaje

Santo Fruto: vaqueros ecofashion

Reportaje
22 de Junio de 2015

La joven empresa Santo Fruto fabrica ropa vaquera y jeans con materiales reciclados. La calidad de sus prendas sintetiza una filosofía basada en la reutilización y en una manufactura que combina prácticas sostenibles con métodos tradicionales y eficientes: es lo que se conoce como moda eco friendly.

 

 

Tres generaciones lleva dedicándose a la moda esta empresa familiar hispano-brasileña, que durante muchos años confeccionó ropa para diferentes marcas en Brasil pero soñaba con tener la suya propia. Así que a finales de 2010  todos los miembros del clan se reunieron en aquel país para sentar las bases de su sueño. “Con toda nuestra experiencia en el sector textil, conocíamos de sobra los entresijos de la industria de la moda y queríamos que nuestro proyecto fuese respetuoso con el medio ambiente y con las personas. Queríamos crear moda de otra manera”, explica Bruno Kuchel, el impulsor junto a su pareja Rosi (ambos en la foto de la izquierda), de la firma Santo Fruto en España.

 

 

 

Empezaron reciclando restos de retales de tejidos para crear las primeras prendas, aunque la idea de la reutilización les llevó a descubrir diferentes materiales reciclados y ecológicos que encajaban a la perfección con su proyecto, confeccionando en 2013 el primer pantalón con tejido 100% reciclado.

Una empresa diferente

Al año siguiente constituyen Santo Fruto en España (donde Bruno vive desde el año 2001), e inician la comercialización de pantalones vaqueros, camisetas, shorts, monos… con materia prima reciclada. “La utilización de materiales respetuosos con el medio ambiente y la forma tradicional y artesanal de confeccionar las prendas es lo que nos diferencia", nos cuenta Kuchel. Hoy en día es posible, además de usar algodón orgánico, emplear tecnologías que disminuyan el impacto medioambiental contaminante.

Los tejidos están compuestos por la combinación de algodón reciclado que proviene de retales recogidos en diferentes talleres (y que normalmente acabarían en la basura) y poliéster proveniente de botellas de plástico recicladas (PET).

Ese proceso ahorra gran cantidad de agua y energía para la fabricación de las telas y exime del uso de agentes químicos nocivos para el medio ambiente. Toda la materia prima se adquiere en Brasil y se confecciona en la fábrica que la familia tiene en este país y en la que trabajan la hermana y la madre de Bruno.

Un modo de hacer artesanal

Santo Fruto se encarga de todo el proceso. En el diseño de las prendas se eligen los modelos, se hace un boceto en el ordenador y se crean los patrones a mano y en cartón. Por último, se cortan y cosen.

El aprovechamiento del material es máximo para que no haya desperdicio: hasta los retales más pequeños se reutilizan, ya sea para las etiquetas o para alguna parte de la prenda.

El canal habitual de venta es su web y las ferias, aunque también se comercializan sus productos en alguna tienda física, como el ecocentro de La Coruña Pura Vida. Los clientes de Santo Fruto no son solo personas concienciadas con el reciclaje y el medio ambiente que buscan ese tipo de producto; su ropa vaquera tiene un diseño muy actual y un abanico de precios, desde algo más de 20 €, accesible por tanto para todo tipo de públicos.

Un proyecto novedoso y económicamente viable que demuestra que vestirse bien, a buen precio y de manera sostenible, es más que posible: esta es la gran apuesta por la moda eco de calidad de la empresa Santo Fruto.