RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
23 de Agosto de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Handmade

Decora una cesta con pompones de rafia

Guía paso a paso
22 de Febrero de 2016

Una cesta de mimbre es un objeto muy decorativo. Pero si la personalizas con unos pompones de rafia de diferentes colores se convertirá en un auténtico objeto de deseo. Y si no fíjate en esta cesta tan original. Hoy te contamos paso a paso cómo poner en práctica esta idea de Honestly WTF.

Materiales necesarios

  • Cinta de rafia de papel de tres colores: rosa, marrón dorado y marrón rojizo
  • Cesta redonda de ratán, mimbre o cualquier otra fibra vegetal
  • Hilo de cocinar
  • Barras de silicona

Herramientas

  • Aparato para hacer pompones
  • Tijeras
  • Pistona de silicona

Nos encantan los pompones. Son un elemento muy sencillo pero que nos sirve para decorar un sinfín de elementos. Igual aportan un toque especial a unos cojines, que personalizan una cesta para convertirla en un objeto de decoración diferente.

Como este proyecto DIY que hemos visto en Honestly WTF, en el que se ha adornado una cesta de fibras vegetales con pompones de tres colores diferentes. Para hacerlos se ha utilizado cinta de rafia de la que se usa para envolver regalos y un accesorio muy especial: un aparato que sirve para hacer pompones. Te contamos cómo se usa.

<

1. La cantidad de cinta de rafia que vas a necesitar de cada color depende de varios factores, entre ellos el tamaño de la cesta. Según sea su circunferencia necesitarás más o menos pompones para decorarla.

<

2. El aparato de hacer pompones se divide en dos partes iguales. Cada una de ellas tiene unos brazos que se abren y se cierran. Comienza por abrir los brazos de uno de los lados y envuelve la cinta de rafia en ellos. Conviene que pongas la cinta doble para envolver todo el brazo en menos tiempo.

<

3. Cierra el brazo y repite el proceso en el otro lado hasta que todo el artilugio esté cubierto por la cinta de rafia.

<

4. Comienza a cortar la rafia por el borde del pompón, dando la vuelta al aparato hasta cortarlo totalmente.

<

5. Corta un trozo de cordel de cocinar y deslízalo entre las dos mitades. Después tira de él lo más fuerte que puedas y luego átalo con un nudo doble. El hilo de cocina es grueso y permite comprimir bastante la rafia, obteniéndose así un resultado firme.

<

6. Ya puedes abrir los brazos del aparato de hacer pompones y extraer el pompón. Puede que te parezca deforme e irregular. Ahora debes iguarlarlo con ayuda de una tijera, recortando los cabos que sean demasiado largos.

<

7. ¡Ya tienes tu pompón de rafia! Ponte manos a la obra hasta que tengas los suficientes de cada color.

<

8. Busca el centro de cada pompón y pon una buena cantidad de pegamento caliente con ayuda de la pistola de silicona. Presiona fuerte para pegar el pompón a la cesta.

<

9. Presiona fuerte para pegar el pompón a la cesta. Ve pegando los pompones del mismo color uno al lado del otro hasta rodear toda la cesta.

<

10. Cuando hayas terminado la primera fila de pompones, ve pegando la segunda, de un color distinto. Pega cada pompón en el hueco entre los dos de la fila inferior. Continúa hasta hacer pegado tres filas de pompones, cada una de una tonalidad diferente.

Si no tienes o no encuentras este artilugio para hacer pompones, puedes fabricarlos con ayuda de dos cartones redondos (del tamaño que quieras que sean los pompones) a los que tendrás que hacer dos agujeros en el centro. La forma de hacerlo es pasar la cinta de rafia por el agujero de los dos cartones que se ponen juntos, hasta forrarlos por completo. Después se corta con las tijeras por el borde, se ata con el cordón y se sacan los cartones. ¡Listo!