RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
13 de Diciembre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Handmade

Protectores decorativos: ¡adiós a la suciedad!

Guía paso a paso
26 de Octubre de 2015

Si quieres tener a salvo de dedos y suciedad la pared donde están los interruptores en los cuartos infantiles,  coloca protectores decorativos realizados con goma Eva. Este material es muy fácil de trabajar, barato y súper vistoso. Puedes hacerlos con tus hijos en una tarde de domingo lluvioso... ¡Mira qué bonitos quedan!

Materiales necesarios

  • Un paquete de planchas de goma Eva de colores.
  • Cinta de doble cara
  • Pegamento
  • Ojos de plástico

Herramientas

  • Regla o escuadra
  • Tijera
  • Cúter
  • Compás
  • Lápiz y borrador

 

Estas sencillas ideas se hacen en un par de horas... o menos. Son alegres, originales y muy eficaces para evitar la suciedad alrededor de los interruptores. Si pegas los protectores decorativos con cinta de doble cara a la pared, podrás retirarlos sin dejar rastro cuando se hayan estropeado o decidas cambiarlos por otros. ¡Chulísimos!

<

1. Puedes comprar todo el material necesario en tiendas de manualidades o multiprecio. Los paquetes de goma Eva suelen traer de 6 a 8 planchas en distintos colores. 

<

2. Mide el interruptor, el ancho por el alto, y traslada esas medidas a una plantilla que puedes hacer en papel, cartón o acetato. 

<

3. Dibuja el interruptor con las medidas que has tomado. El cento del mismo te servirá de referencia para trazar con compás un círculo que lo rodee. Afina la forma de la manzana. 

<

4. Recorta la manzana con tijera y la silueta del interruptor con cúter y cópiala sobre la plancha roja de goma Eva. Recórtala también en este material. 

<

5. Una vez recortada la manzana, pruébala en el interruptor para vez si encaja bien. Si no es así, adapta el hueco interior, hasta que quede perfecta, cortando la goma Eva ligeramente. 

<

6. Recorta en las planchas de goma Eva negra y verde las hojitas, el rabito y las semillas. Cuando esté todo listo, pon cinta de doble cara en cada pieza para pegarla. 

<

7. Así queda la manzana. Si al cabo de un tiempo se estropea o ensucia, se puede retirar sin dejar rastro en la pared, ya que está fijada con cinta de doble cara. Queda divertida y muy alegre. 

<

8. Otra idea, una cara sonriente. El proceso es el mismo. En este caso, los dientes y la lengua se pegan con pegamento en la boca y los ojos en la cara. Luego, con cinta de doble cara, se fija a la pared.  

Fotos y realizaciónRecyCrafts.com