RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
23 de Agosto de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Handmade

De funda de almohada... ¡a sujeta-puertas!

Reportaje
14 de Agosto de 2015

Si no tienes fundas de almohada para reciclar, puedes confeccionar el sujeta-puertas con un retal de tela alegre con flores, rayas, búhos (¡están de moda!)… El tutorial nos lo presenta Cat, alma máter del blog Take Courage.

Necesitarás:

  • Funda de almohada o retal de tela (50 x 50 cm bastará)
  • Hilo de coser
  • Alfileres
  • Tijeras
  • Máquina de coser
  • Aguja e hilo
  • Plancha
  • Embudo
  • Relleno (arena para gatos, arroz, legumbres…).

1. Corta la tela en piezas: 4 laterales (20 x 15 cm), 2 cuadrados para el fondo y la parte superior (15 x 15 cm) y 1 asa (15 x 12 cm). Plánchalas bien.

Coloca la pieza del asa con la cara vista hacia abajo y dobla los laterales 1 cm hacia dentro. Plancha y dobla la pieza por la mitad. Plancha de nuevo: te quedará un rectángulo regular.  

2. ¡Vamos con los laterales! Coge dos de las piezas, junta las caras vistas y prende con alfileres siguiendo el lado largo de la derecha. Cose con puntada recta, dejando 1,5 cm de margen de costura. Coge otra pieza y cósela a las dos que has unido. Continúa hasta tener un “tubo” formado por los cuatro laterales: las costuras estarán hacia fuera. 

3. Volvemos con el asa: cose con cuidado el interior del borde lateral. Prende los extremos en el centro de los lados de una de las piezas cuadradas: será la cara superior del sujeta puerta. Cose con puntada recta. 

4. Y ahora… ¡la parte más complicada! Coge el tubo de tela, y con la cara vista hacia dentro cose la parte superior y la inferior dejando un margen de costura de 1,5 cm. Por supuesto, ambas piezas deben ir con las caras vistas hacia dentro. Un truquillo: ve prendiendo con alfileres cada lateral y cóselos uno por uno, vigilando que no “pillas” ninguna otra tela con la máquina. 

5. Cuando vayas a terminar, deja sin coser un agujero de unos 3 cm en la base del sujeta-puertas.  Da la vuelta a la funda a través del agujerito. Coloca el embudo y rellena el sujeta-puertas con la arena para gatos (¡limpia, claro!), las legumbres o cualquier otro material que pese lo suficiente.

6. Cuando esté bien pimpante, cierra la abertura cosiéndola a mano. ¡Precioso!

Fotos y realización: Take Courage / Secret Linen Store.