RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
17 de Octubre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Handmade

Decora tus copas con efecto sumergido en oro y... ¡a brindar!

Guía paso a paso
30 de Diciembre de 2015

Por el flamante año que está a punto de comenzar, por los nuevos proyectos que vendrán, por los tuyos, por la alegría… Seguro que no te faltan razones para brindar. Ahora solo necesitas unas copas de cristal a la altura. Aquí tienes una idea sencilla para decorar tu cristalería y darle un toque de glamour: píntala con efecto sumergido… ¡en oro!

Materiales necesarios

  • Copas de cristal
  • Pintura dorada en aerosol
  • Cinta de enmascarar
  • Bolsas de plástico

Herramientas

  • Para este trabajo no necesitas ninguna herramienta, más que tus propias manos.

<

1. Corta un trozo de cinta y pégala en la copa, de forma que quede centrada en la base. Frota bien el borde de la cinta contra el cristal para que quede bien pegada.

<

2. Ve pegando los extremos de la cinta hacia arriba, teniendo cuidado de que el borde inferior de la cinta quede bien liso. El borde superior puede tener pliegues o pequeñas arrugas.

<

3. Sigue pegando la cinta hasta que ambos extremos se unan en la parte posterior, tal como ves en la imagen. Aunque conviene usar una pintura que no tenga componentes tóxicos, lo mejor es que la parte pintada quede lejos del borde de la copa.

<

4. Tapa la parte de la copa que no vas a pintar con una bolsa de plástico, de las de que se usan para congelar alimentos.

<

5. Pulveriza la copa, sobre todo la parte del pie, con la pintura dorada en aerosol. Hazlo con pasadas cortas, a unos 20 o 25 cm de distancia.

<

6. Espera a que se seque completamente la pintura y retira la bolsa y la cinta. ¡Verás qué resultado!

Antes de utilizar la pintura en spray conviene proteger la zona en la que vas a trabajar con plásticos o papel de periódico, para que después no tengas que pasarte un buen rato limpiando.

Advertencia: a partir de ahora, no podrás meter las copas en el lavavajillas si no quieres estropearlas, así que tendrás que lavarlas a mano.

 

Fotos y realización: Honestly WTF.