RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
23 de Agosto de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Handmade

Los collages son mi forma de expresión preferida

Entrevista
17 de Agosto de 2015

Recortar y crear: Raffaella Nencini habla a través de sus collages. Con palabras e imagenes compone universos oníricos llenos de color, ironía, ternura, humor, belleza... Su caleidoscópica mirada transforma en historias fascinantes pedacitos de la realidad cotidiana.

¿Siempre te ha gustado el mundo handmade?

Empecé a “jugar” con tijeras, telas, cuentas, piedras, trozos de madera o de vidrio, hojas secas, y cualquier “basura” encontrada por ahí cuando era pequeña. Hacer cosas con las manos te pone en contacto con la materia, y te das cuenta de que todo está vivo, aunque lo hayas encontrado al lado de un contenedor en la calle, o abandonado en una playa en invierno. 

¿Hablamos de reutilización, de reciclaje creativo?

Sí. Por la misma razón que explicaba antes (y también, como no, por otras de índole económica), la gran mayoría de los muebles de mi casa proceden de mercadillos de alguna parroquia, de los almacenes de algún ministerio  (estos son mis preferidos: puro estilo años 50), de garajes, de la calle, del sótano de la casa de mis abuelos... Pero no me gusta manipularlos mucho, me parecen muy interesantes y bonitos tal como están, y sólo mi limito a limpiarlos, a veces añadir una nueva tela, y ¡hala! quedan listos para lucir en el salón o el dormitorio.

Y de todos los trabajos artesanales o de DIY, ¿con qué disfrutas más?

Los collages son mi forma expresiva preferida. Para mí una revista tiene un potencial creativo enorme. Con los collages hago cuadros, salvamanteles, retratos, diarios de viaje... O bien los utilizo en forma de decoupage para decorar pequeños muebles como sillas, taburetes, cajoneras, ceniceros, platos “vacíabolsillos”...

También en las paredes de mi casa, con frases como la del rabino Hillel (1er siglo a.C.) que he pegado encima de mi cama para leerla y recordarla al levantarme y al acostarme: dice que hay que pensar en sí mismos, pero tambén en los demás: hacerlo ya, sin esperar.

¿Cómo te planteas cada trabajo y de dónde sale el material?

Tengo archivos de recortes (des)ordenados por temas (el mayor es el de foto de actores, sobre todo en blanco y negro) y también suelo recortar letras o frases enteras con las que escribo poemas futuristas en las cubiertas de libretas o cuadernos. 

Me encantan las viejas revistas de moda. Es este collage he buscado titulares y pies de fotos con su típica retórica entre modosa y cursi. Y los he mezclado con imágenes de la perfecta elegancia de los años 50. Toda una estética.

 

La serie “Máquinas” son pequeños poemas íntimos. Hablan de cosas comunes, como la nostalgia, el deseo, el amor, la inquietud, evocadas con partes de imágenes recortadas que adquieren un significado distinto cuando se unen a otras para componer una “máquina para...”.


¿Qué temas o artistas tomas como referencia?

Me inspiran los artistas de las vanguardias históricas, como Anna Hock, o del pop art, como mi preferido, el italiano Mimmo Rotella, que inventó la técnica del decollage. Mezclar es mi lema: colores ante todo (normalmente los recortes de colores forman la base de mis trabajos), fotos, imágenes, letras...

rapsodyinglue.blogspot.it