RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
17 de Junio de 2024 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Handmade

Presume de otomana hecha por ti. ¡Monísima!

Reportaje
12 de Octubre de 2023

¿A quién no le apetece estrenar un mueble de vez en cuando? Es un soplo de aire freso en la decoración, el toque justo para que no nos parezca monótona o aburrida. Y si además la pieza en sí es un divertido trabajo de reciclaje y DIY, imposible negarnos. Como por ejemplo diseñar nuestra propia otomana para el salón con un sencillo bricolaje doméstico de lo más resultona para mejorar nuestro espacio vital y hacerlo infinitamente más nuestro. Si te apuntas, ¡te contamos cómo hacerte la tuya paso a paso!

Presume de otomana... y de tus habilidades bricolajeras

Si has llegado hasta aquí es porque te encanta poner en práctica ideas decorativas originales que sacan tu lado más artístico y te permiten ir creando espacios cada vez más sostenibles y donde el reciclaje va ganando terreno en cualquier manifestación. Este bricolaje doméstico cumple todo ello y solo necesita unos cuantos materiales recuperados, como un neumático desechado y los tableros de un mueble viejo. Además de un conjunto de herramientas de calidad que seguramente ya forman parte de tu taller.

En una mañana podrás tener lista tu otomana (el tiempo estimado es de 2 horas) y presumir del nuevo miembro decorativo de la casa. Aunque sea muy sencillo no olvides trabajar con la máxima seguridad al manipular las herramientas y con la protección necesaria.

Los materiales necesarios:

  • Neumático viejo
  • Cuerda, aprox. 90 metros
  • Tableros de madera (tipo OSB)
  • 28 tornillos aprox. de acero inoxidable (4 x 35 mm)
  • Barras de cola termofusible
  • Barniz transparente

Y las herramientas a utilizar:

  • Sierra de calar pendicular inalámbrica de 20 V
  • Atornilladora taladradora inalámbrica de 20 V
  • Pistola termoselladora inalámbrica de 20 V
  • Brocas helicoidales y puntas
  • Taco de lijado manual y papel de lija
  • Metro y lápiz

1º Mide y corta los tablones para el armazón

El primer paso será hacer el armazón de la otomana con dos circunferencias de madera. Para ello mide el neumático (suele tener unos 43 cm) y transfiere sus medidas a los tableros de madera haciendo dos círculos con ese mismo diámetro. Córtalos con una sierra de calar pendicular inalámbrica (como la de Parkside). Pasa un papel de lija para redondear los bordes.


Atornilla los tableros

Una vez cortados, atorníllalos a la parte superior e inferior del neumático empleando tornillos de cabeza plana y cuello en forma de avellana. Se remienda poner 14 unidades por cada cara para garantizar una máxima fijación. Por lo general los neumáticos llevan en su anillo interior un refuerzo de acero; si el tuyo también lo incluye conviene que lo perfores antes de atornillar los tornillos con un accesorio especial.

Pega la cuerda de fibras naturales

Mientras que la pistola termoselladora coge temperatura, marca con un lápiz el punto central del tablero superior. Empieza a pegar la cuerda (lo ideal es que sea de yute o de cáñamo y de color natural) desde ese punto hasta formar una circunferencia que cubra por completo la tapa superior de la otomana. Continúa después por el resto del aro del neumático; comprueba que las tiras quedan bien pegadas y unidas entre sí, sin huecos que dejen ver el color negro del neumático. No escatimes ni en cola ni en paciencia.

4º Protégela con un barniz, colócala unas patas... ¡y lista para usar!

¿Ya la tienes? La cuerda se conservará mejor si la proteges con un barniz transparente para sellarla. Ten en cuenta que es una fibra natural y por tanto es importante evitar que coja humedad. Usa una versión en spray para ahorrar tiempo. Si te encantan las patas en los muebles auxiliares, tu otomana también puede llevarlas. Así podrás usarla como mesita de apoyo además de ser un puff monísimo. ¡Mira qué monada!