RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
20 de Octubre de 2017 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Brico-deco

Transforma tu cómoda vieja con pintura de tiza

Guía paso a paso
8 de Junio de 2016

Parece magia pero en realidad es el poder de la pintura. Te mostramos la increíble transformación de una vieja cómoda pasada de moda en un mueble muy especial con un aire nórdico que atrae todas las miradas. Un tutorial que nos trae Leroy Merlin y que nos ha encantado.

Materiales necesarios

  • Pintura Rust Oleum Chalky Finish (Blanco Antiguo, Amarillo Mostaza, Verde Oliva y Verde Salvia).
  • Masilla para madera de color blanco
  • Cera de Acabado Rust Oleum Chalky Finish
  • 4 tiradores de madera sin tratar

Herramientas

  • Lijadora excéntrica
  • Destornillador
  • Taladro atornillador
  • Espátula
  • Brochas gruesas
<

1. Como puedes ver, la cómoda tenía un acabado brillante de barniz de poliuretano bastante anticuado, al igual que los tiradores de los cajones.

<

2. Para transformarla tan solo hicieron falta unas cuantas manos de pintura Rust Oleum Chalky Finish de varios colores.

<

3. Lo primero que hay que hacer es quitar los tiradores de los cajones con ayuda de un destornillador. En este caso se cambiaron por sencillos pomos de madera.

<

4. Después hubo que rellenar los agujeros de los tiradores en los frentes de los cajones. Para ello utilizamos masilla para madera de color blanco. Hay que aplicar bastante cantidad con una espátula porque al secarse merma. Se deja secar durante unas 24 horas.

<

5. Cuando la masilla esté seca, se lija con la lijadora excéntrica para dejar la superficie plana y lisa. Hay que usar lija de grano medio. Después se elimina el polvo del lijado con un trapo humedecido.

<

6. Es el momento de comenzar a pintar. Retiramos los cajones y aplicamos a la estructura de la cómoda dos manos de pintura Blanco Antiguo, de forma que la madera con su barniz brillante quede bien cubierta. Si hace falta se aplicarán tres manos.

<

7. Ahora se pintan los cajones con un efecto a tres colores para darle más gracia a la cómoda. Para los cajones superiores se eligió un color Amarillo Mostaza, aplicado en dos capas.

<

8. El cajón central se pinta con Verde Oliva.

<

9. Para el cajón inferior se ha utilizado Verde Salvia. Deja secar.

<

10. Cuando los frentes de los cajones se hayan secado por completo se hacen los agujeros para los nuevos tiradores con ayuda del taladro y una broca para madera. Hay que taladrar en el punto central del cajón.

<

11. A continuación le vamos a dar a la cómoda una buena capa de cera para que la madera esté bien protegida. Extendemos la cera con una brocha gruesa y esperamos 24 horas antes de sacarle brillo frotándola con un paño suave que ni suelte pelusa.

<

12. Para terminar, se colocan los nuevos pomos de madera con un destornillador.

¡Misión cumplida! La cómoda poco agraciada que teníamos al principio se ha convertido en una auténtica joya capaz de atraer todas las miradas. 

Ahora es un mueble con mucho estilo que quedará genial en los ambientes escandinavos que tanto triunfan hoy. ¡Y todo gracias al poder de la pintura!