RecyCrafts.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Más información. Ocultar.
RecyCrafts.com
25 de Mayo de 2022 buscador
Síguenos en facebook Síguenos en twitter
Portada > Brico-deco

Tips para tallar madera: mejora el uso y mantenimiento de tus herramientas ¡ya!

14 de Enero de 2022

Imagen: Pixabay

Da igual que seas un iniciado en tallar madera o que ya domines la técnica y puedas esculpir piezas más ricas en detalles que te encanta plasmar primero sobre bocetos en papel. Siempre hay aspectos que corregir a la hora de usar las herramientas manuales o multiusos que empleas habitualmente en tu taller de carpintería. Consejos para que estén en óptimas condiciones, mejorar su mantenimiento, trabajar con mayor seguridad y tener muy claro cuáles son las maderas más recomendadas por los expertos. Como las que se pueden encontrar en Comercial Pazos dentro de su impresionante oferta. ¿Nos sigues?

Herramientas manuales para tallar madera: consejos que funcionan

Si hay una herramienta manual imprescindible en cualquier equipo básico para tallar madera son las gubias porque permiten dar forma a este noble material de innumerables maneras. Con su ayuda es posible crear piezas pequeñas de carpintería con diseños más o menos complejos, como por ejemplo un simpático yoyó, y también construcciones más grandes. En concreto muebles que van desde sencillos estantes a mesitas auxiliares, etc. De punta recta, curva, de media caña, triangular, con cola de pez… seguro que utilizas constantemente esta herramienta de corte  en tu taller cuando necesites hacer ranurados, hendiduras, canales y trabajos similares.

Por eso es tan importante tenerla siempre a punto y cuidar ciertos aspectos. El primero de ellos que no todas las maderas valen para esta herramienta si queremos que su vida útil sea larga. Los profesionales aconsejan usarla con maderas de dureza media, que implicará aumentar la frecuencia del afilado de su hoja. Por cierto, lo ideal es hacerlo con una piedra de 8”. Aunque resulte tentador emplear esta herramienta para otro tipo de tareas que no son necesariamente de tallado, lo aconsejable es reservarlas para está técnica y emplear martillos de goma o madera para golpearla, pues su nivel de impacto es moderado. No descuides dónde y cómo guardarlas: una caja de madera o las fundas enrollables con solapas de fieltro para proteger el filo son una gran solución para que no se estropeen y tenerlas todas juntas en el taller.

Las escofinas también forman parte de cualquier equipo esencial para tallar madera porque resultan muy prácticas para repasar y lograr acabados lisos sobre objetos o superficies de madera no demasiado grandes De ahí que el cuidado de sus dientes afilados sea esencial cada vez que dejamos de trabajar con ellas. En concreto es clave retirar cuidadosamente las partículas de madera que hayan quedado; un cepillo de púas metálicas cortas y no demasiado duras servirá. Para evitar su oxidación, un gran enemigo, bastará con aplicarlas aceite especial al guardarlas.

Los cepillos manuales son muy eficaces para ciertas tareas de tallado, por ejemplo cuando necesitamos abrir los poros de la madera trabajada. Por tanto, interesa mucho que estas herramientas se encuentren en perfecto estado para así alargar su vida útil en nuestro taller. El mejor consejo de mantenimiento consiste en limpiarlos periódicamente engrasando sus piezas móviles; cuña, tuercas, etc. También conviene vigilar que el serrín y la viruta no se acumulen y para ello nada como soplar aire sobre ellos con un compresor. Por último, es importante evitar que aparezca corrosión sobre sus elementos de metal con aceite para maquinaria.

Atención a la seguridad

Está claro que saber utilizar mejor las herramientas especiales para tallar madera implica hacerlo de una forma lo más segura posible, con todo tipo de accesorios que ofrece el mercado actualmente. Entre los más novedosos destacamos los protectores de pulgar  para tallar. ¿Los conoces? Son de cuero y están diseñados para evitar cortes ocasionales en el dedo de apoyo cuando se trabaja con cuchillos de talla, ya que la mayoría de las tracciones se realizan hacia él. Se sujeta y adapta perfectamente gracias a un cierre de tela elástica y se presentan en dos tamaños pensados para hombres y mujeres. Genial, ¿no?

Aunque los mejores fabricantes de herramientas específicas para tallar madera garantizan un elevado agarre de seguridad en sus mangos con objeto de evitar accidentes, es importante protegerse adecuadamente. La mejor garatía para conseguirlo son los guantes de cuero -los más resistentes y duraderos-, gafas para proteger los ojos de virutas de madera y máscaras antipolvo que evitarán inhalar el generado al tallar y pulir.

¿Y qué pasa con las herramientas multiuso?

Si te has planteado probar a tallar madera con una multiherramienta, ¡adelante! Es una excelente opción porque podrás sacar un gran partido a su versatilidad, ya que la mayoría de las marcas incluyen complementos y accesorios para realizar diferentes tareas de talla, como por ejemplo fresas para grabar de alta velocidad. Ahora bien, siempre y cuando se tengan muy claros ciertos aspectos que te garanticen trabajar de una forma eficaz y sin contratiempos. El primero de ellos es asegurarse de que el accesorio está en la posición correcta para tallar; es decir, ligeramente inclinado y no recto. También es básico saber de antemano que no deben sobresalir excesivamente. Algunos fabricantes aconsejan para sus modelos entre 0,3 y 0,5 mm. Y por último, no olvidar trabajar en la dirección del grano de la madera para no dañarla

Qué maderas elegir y cómo cuidar tus primeras obras de arte

El nivel de destreza en el arte de tallar es clave a la hora de escoger el tipo de madera que más conviene a nuestros proyectos. Blandas o duras, todas se caracterizan por unas tonalidades y nudos muy bellos estéticamente. Pero está claro que las más recomendables cuanto estamos empezando son las denominadas blandas porque tallar sobre ellas resulta más fácil. Dentro de esta familia tienen cabida variedades tan diferentes como el pino, el castaño de Indias, el abedul y el tilo, entre otras. Apuesta sin dudarlo por las maderas  ya cortadas, te facilitarán muchísimo el trabajo y si te decantas por piezas lisas, sin formaciones, mejor que mejor. Cuando ya te sientas más seguro porque hayas cogido máyor técnica y destreza será el momento de empezar a descubrir maderas más duras, como el olivo, el nogal o el arce.

Imagen: Pexels

Lo más gratificante de tallar madera no es solo la pieza final, también se disfruta muchísimo del proceso y el tiempo empleado. Se sabe cuando se empieza pero no el día exacto en que finalizará la creación que tenemos entre manos. Por eso vale la pena cuidar de esas obras que aún están inacabadas para que se conserven adecuadamente. Un error bastante común es dejarlas sin protección, a veces a la intemperie, sin caer en que la madera sufrirá, se resecará y puede que aparezcan grietas. Lo ideal es mantenerlas con un buen nivel de humedad, por ejemplo guardándolas en bolsas de plástico abiertas que contengan virutas de madera impregnadas con gotas de agua. Estarán en perfectas condiciones cuando volvamos a retomar su tallado, sin prisas para disfrutarlo al máximo.

Resto de imágenes: Pexels y Comercial Pazos